Preguntas frecuentes

Si es posible, aunque esto depende del tipo de procedimientos y la duración de los mismos. En general se lleva a cabo si ambos procedimientos no se prolongan más allá de 5 o 6 horas, si las condiciones de salud de la paciente son buenas y la perdida estimada de sangre entre ambos procedimientos es tolerable. Sin embargo, esto se debe individualizar en cada paciente y no se deben realizar si el tiempo estimado se supera ya que esto aumenta el riesgo de complicaciones e infección.

Las cirugías después del embarazo se pueden realizar después de terminado el periodo de lactancia.

Usualmente el retorno a la práctica deportiva se realiza de forma gradual, habitualmente después de 1 mes se empieza a permitir ejercicio en leve intensidad, para actividades físicas de mayor intensidad, levantamiento de pesos, abdominales y demás se debe esperar el menos de 8 a 12 semanas.

Sí, la cirugía de aumento mamario se trata de la colocación de una prótesis de silicona plano subglandular o submuscular según el caso, y no tiene por qué afectar la lactancia futura.

Esto es muy variable, depende del tipo de trabajo que desempeñe la paciente y del tipo de procedimiento al cual se sometió, por ejemplo para algunos procedimientos como el aumento mamario y en trabajos donde no implique levantar pesos ni mucha actividad física, después de los 3 días habitualmente ya asisten a su trabajo; sin embargo para procedimientos más complejos o para cierto tipo de trabajos requieren en promedio de una a dos semanas, esto se individualiza con cada paciente dependiendo de los factores antes mencionados.

Esto es muy variable y solo se determina después de una evaluación responsable de la paciente en el consultorio, ya que cada caso es diferente y depende de varios factores como tipo de procedimiento, tiempo de cirugía, uso de prótesis, entre otros.

Después de los embarazos o después de una perdida masiva de peso ocurren cambios corporales que incluyen laxitud de la piel, ptosis (caída) de las mamas, debilidad en los músculos de la pared abdominal, exceso de piel – grasa en abdomen, entre otros; por tanto, para restaurar la armonía del cuerpo después de estos cambios, las cirugías más frecuentes son la MASTOPEXIA (con o sin implantes) para restaurar forma y tamaño de las mamas y la LIPOABDOMINOPLASTIA para mejorar el contorno corporal.

Para el cuidado postoperatorio de las cicatrices es importante evitar la exposición solar, usar protector solar a diario y evitar fumar o estar en ambientes con humo de cigarrillo (esto puede retrasar el período de cicatrización); en el mercado también existen cremas o bandas de silicona que se pueden colocar en las cicatrices y pueden ayudar en este proceso.

Elegir el tamaño de las prótesis es algo que se realiza de manera conjunta entre la paciente y el cirujano plástico, depende entre otras cosas de la altura de la paciente, contextura, medidas de la mama y expectativas acerca del tamaño, siempre se realiza una evaluación rigurosa y basados en todos estos factores se sugiere una talla adecuada para lograr un tamaño de mama que quede en armonía con el cuerpo de cada paciente.

Sí, también realiza aplicación de medicamentos para reducir arrugas y líneas de expresión, así como relleno facial.

Call Now Button
Abrir chat
1
¡Hola! Puedes pedir una cita con el Dr. Felipe Pineda aquí. Cuéntame qué deseas para hacerlo realidad.